Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Cómo cuidar las plantas

Los ciclos vitales de las plantas varían en función de la especie, pero el cumplimiento de una serie de parámetros contribuye a mejorar su pervivencia. La clave del éxito del crecimiento de una planta depende de 3 factores: la luz, el riego y la temperatura. Si bien es cierto que cada planta tiene sus especificidades a tener en cuenta, lo mejor es dejarte aconsejar por tu floristería de confianza y no actuar por intuición. Nosotros os dejamos con la explicación de cada uno de estos factores porque conozcáis lo que podemos denominar el ABC de la cura de las plantas.

La luz
Aunque existen plantas que prefieren los espacios interiores oscuros, todas ellas necesitan en menor o mayor medida tener contacto con la luz solar para realizar la fotosíntesis, el procedimiento por el cual procesan los nutrientes que les llegan del sol. De este modo, todos aquellos que tenéis ventanas o balcones solo tenéis que procurar que todas vuestras plantas, incluso aquellas de interior, tengan acceso a la luz natural como mínimo unas cuántas horas al día. Esto no quiere decir dejarlas todo el día bajo la incidencia directa de los rayos, sino procurarles un espacio luminoso, aunque sea bajo un toldo o la sombra de otras plantas.

El grado de exposición solar dependerá de la tipología de la planta. Las que necesitan más luz natural para su correcto desarrollo son las ponsetias, los cactus y las orquídeas, entre otras muchas; en cuanto a las que tienen bastante con una exposición mediana encontramos plantas como por ejemplo el ficus o la azalea, y las que prefieren los espacios poco iluminados el helecho y lo aglaonema.

El riego
El agua es la principal vía de ingesta de nutrientes para las plantas, pero no todas necesitan la misma cantidad y frecuencia de riego. Las plantas suculentas o crasas como los cactus o los aloe vera, propias de climas secos, son más resistentes a la sequía y no soportan bien la humedad; mientras que las plantas como por ejemplo el bambú o lo hibisco de la xina, propias de climas tropicales, requieren una humedad constante para mantenerse vivas.

Hay un mantra que tenéis que recordar: regar en exceso es igual o más perjudicial para las plantas naturales que regarlas poco. Si las regamos demasiado, el agua se podría estancar, provocando el pudrimiento de las raíces y el consecuente ahogamiento de la planta. Hay ciertos indicios que nos pueden alertar, los más comunes son el amarillamiento progresivo de las hojas o su marchitamiento. Por lo contrarío, si no les regamos las raíces no podrán disolver los nutrientes esenciales de la tierra y acabarán secándose y muriendo. Una recomendación general es regar en las horas ‘frías’ del día: a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde, esto evitará que el agua se evapore por el efecto del sol.

En VENTURA Floristes empleamos un sistema especial de riego que conserva los minerales del subsuelo (abono), lo que permite mantener las propiedades de las plantas incluso después de haberlas recogido. Una vez estén en casa, una alternativa a este sistema y que vosotros podéis preparar de manera casera es disolver una aspirina por cada litro de agua y pulverizar las plantas con la mezcla una vez cada 3 semanas, aproximadamente. La aspirina baja el Ph del agua, reduciendo la formación de microorganismos y aportando nutrientes a la planta en forma de carbohidratos.

La temperatura
A pesar de la gran capacidad de resiliencia de las plantas a climas que no son propiamente los suyos, estas son organismos que no toleran bien los cambios bruscos de temperatura, por lo que lo ideal es ubicarlas en un espacio de la casa o el exterior donde no estén expuestas a grandes corrientes de aire, así como tampoco a la presencia de radiadores o aires acondicionados.

Uno de los errores más frecuentes es situar plantas de interior al exterior y viceversa. Hay plantas que no soportan los climas extremos, sea el frío o el calor. El ideal en estos casos es planificar bien la adquisición de plantas de temporada cuando queremos decorar un jardín o un rincón, así como estar dispuestos a trasladar en el interior aquellas plantas más sensibles a las temperaturas extremas durante los meses de verano e invierno.

Novetats ventura

T'avisem de les novetats per a dates especials. No t'ho perdis!